6/11/13

10 claves para escribir un correo electrónico

10 claves para escribir un correo electrónico




Por: Lic. Luis Oswaldo Bernal Correa
Especialista en TIC aplicadas a la educación

Escribir es muy distinto a teclear unas letras en el computador, la tablet o el celular. Y aunque escribir una carta de nuestro puño y letra es algo que hoy pocos hacemos, lo cierto es que diariamente en nuestro trabajo y nuestra vida enviamos decenas de correos electrónicos a amigos, familiares, compañeros de trabajo, clientes etc. Por esta razón debemos preguntarnos ¿sabemos escribir un correo electrónico?  Si quieres conocer las pautas para escribir bien una comunicación  a través de internet (un correo electrónico, una pregunta en un foro, la entrega de una tarea en un aula virtual, etc.) entonces lo que sigue te interesará:

1.    ¡Saludar, no cuesta nada!: Si usted es de los que escribe un correo electrónico sin un saludo inicial, debe saber que ya empezamos mal. A veces por creerlo innecesario, por la “confianza”, por el “afán” o porque “eso es para ¡ya!” la gente escribe mensajes o solicitudes sin las mínimas normas de cortesía. Saludar no cuesta nada, pero no hacerlo puede costar mucho y afectar su trabajo. Así mismo, sin importar el cargo, las funciones o la premura del tiempo: agradezca, pida el favor y al finalizar despídase. Recuerde que nos comunicamos con personas, no con cargos, ni con máquinas.

2.    ¡Pensar antes de escribir!: Es increíble la frecuencia con la que se leen correos electrónicos que están mal escritos y al finalizar no se sabe qué es lo que se buscaba con el mensaje. Para evitar eso, tómese el tiempo de pensar y estructurar las ideas antes de escribirlas (¿Para qué escribo este correo?, ¿qué necesito/solicito? ¿Para cuándo/Cómo?).  Es mejor no ser tacaño con el tiempo y escribir un buen mensaje, porque después de enviado no hay excusa que valga: ni el afán, ni “es que fue desde el celular”, ni “es que estaba en una reunión”. La tecnología nos puede comunicar rápidamente, pero también nos puede comunicar mal rápidamente.

3.    ¡A suponer a otra parte!: ¡Pero es que no entienden, no leen… mire, ahí está escrito…! ¡clarito! Y resulta que lo “clarito” puede no estar tan clarito. A veces se cree haber escrito un mensaje perfecto, y cuando se recibe una respuesta equivocada no se entiende qué pasó. Por esa razón cuando escriba un correo electrónico NUNCA suponga nada, y suministre TODA la información para que el lector no tenga que imaginarse cosas, situaciones, recordar conversaciones o remitirse a correos previos que sólo usted recuerda con exactitud. Todo lo que usted escriba y que sea pertinente para el correo debe escribirlo, pues aunque un correo no es un “tratado extenso” tampoco es un telegrama, ni un “tweet” o trino. Utilice las palabras exactas y las descripciones más precisas porque eso le evitará tener que escribir nuevamente 2 y hasta más correos aclaratorios.

4.    Ce Akuerdha di lA ortugrajia?: Hoy lamentablemente es común escribir mal y con errores intencionales. Ahora se omiten palabras, se quitan tildes, se eliminan letras, se usan extranjerismos y todo tan irresponsablemente que se debe distinguir entre escribir y teclear letras como parece que ocurre actualmente. Sólo basta mencionar los siguientes ejemplos para tenerlos en cuenta en nuestra forma de comunicarnos: a) NO ESCRIBA EN MAYÚSCULAS, es un error en el uso del lenguaje, en mensajes electrónicos puede interpretarse como un insulto y además dificulta la lectura de los mensajes. b) Las letras solas no significan nada: No use “q” (que), ni “k”(que), ni “Bn”(Bien), ni “d”(de), ni “T”(te), ni “Slds”, ni “O.k.”, ni cosas o “abreviaciones” parecidas. c) Use los signos de interrogación y admiración completos (¿?/ ¡!), si los usa sólo al final más le vale que el mensaje esté escrito en inglés. Cualquier persona puede tener errores de ortografía, pero mantenerlos voluntariamente evidencia lo poco que nos interesa comunicarnos asertivamente.

5.    ¡Responda!: Lo peor de las comunicaciones por correo electrónico es la incertidumbre de si el mensaje fue recibido o no, y de si fue leído o no, y de si fue comprendido o no. Ante esta situación siempre que reciba un mensaje respóndalo, y si sabe que demorará en responderlo, envíe una respuesta corta que confirme que lo recibió y avisando cuándo dará respuesta al mensaje.  Recuerde no responder mensajes de cuentas generales o masivas, hay consultas o comentarios que deben mantenerse en privado y que se manejan mejor por otro canal de comunicación.



6.  ¿Quién es usted?: Siempre firme sus correos electrónicos e incluya la información necesaria para que el lector sepa quién es usted (por lo menos en el contexto laboral) y dónde y cómo lo puede contactar. Por favor, no firme con sus iniciales evite, por ejemplo: Atte.: L.O.B. Porque no todos saben interpretar estas claves secretas.

7.   ¿De qué se trata esto?: Escribir un “asunto” preciso de acuerdo al contenido del mensaje. Por ejemplo: “Factura 001 Compra Insumos Construcción” y NO, “Factura compra”. No olvide numeras los correos si son consecutivos y sobre una misma entrega: “ 1 de 2: Entrega fotografías Empresa”.

8.    ¡A Revisar!: Siempre lea todo el mensaje antes de enviarlo, y si quiere asegurarse de no cometer errores, pídale a alguien que lo revise por usted.

9.    ¡Esto no es un chat!: Si un correo electrónico está bien escrito, las interacciones sobre el mismo (Respuestas RE:) serán mínimas, no más de 5. Pero si se debe aclarar una y otra vez algún aspecto del mensaje, es preciso recurrir a otra estrategia de comunicación como una llamada, una video-llamada o una reunión.

10.  No reenvíe todo: No reenvíe si no es necesario. Suele ocurrir que para informar de un tema a alguien se reenvía una conversación que se ha sostenido con otra persona. No hay nada más aburrido que tener que entender el tono, el contexto y el objetivo de una conversación virtual en la que no se ha participado. Es mejor tomarse el tiempo de redactar un resumen e incluir los elementos claves a ser considerados.  Evite el spam y el correo basura, utilice la copia oculta (CCO) para reenviar correo a varios usuarios sin que se vean las direcciones de las otras personas a quienes se les envió el mensaje.


Referencias: 
Las imágenes utilizadas para acompañas este post han sido tomadas de las siguientes páginas: 
Imagen mujer sillón rojo: http://www.devservice.es/blog/paginas-para-obtener-musica-gratis/
Imagen mujer sonriendo: http://www.photl.com/346161.html

ADVERTENCIA DE USO: El uso que se hace de las imágenes es ilustrativo, no comercial. Si usted es propietario de estas imágenes y considera que su uso en este post viola sus derechos de propiedad y/o uso, por favor háganoslo saber y procederemos retirar las mismas.

27/8/13

UN PUEBLO AL QUE LE SANGRAN LOS PIES: LO QUE HAY DETRÁS DEL PARO NACIONAL

 UN PUEBLO AL QUE LE SANGRAN LOS PIES: 
LO QUE HAY DETRÁS DEL PARO NACIONAL


¿Qué diferencia hay para los muertos, los huérfanos y los refugiados que la loca destrucción venga bajo el nombre del totalitarismo o el sagrado nombre de la libertad y la democracia? 
Ghandi

Por: Luis Oswaldo Bernal Correa
Ensayista y filósofo

En Colombia, un país en donde el espíritu humano se adormece década tras  década hasta sumar siglos, no es extraño que haya un “Paro Nacional”. De cuando en cuando, hay paros, protestas, marchas y arengas que parecen haberse convertido en la canción de fondo de una realidad social, económica y política indignante, ofensiva e intolerable. Sin embargo, pocos se detienen a escuchar la protesta que se canta con dolor y en silencio en la rutina de los resignados.

Si hay algo equiparable con la injusticia, la agresión y la violencia a la que se ha visto expuesto el pueblo Colombiano es la intolerancia e insolidaridad de otros tantos colombianos que desconocen voluntariamente las luchas de los más necesitados, las luchas por la vida del pueblo que intenta sobrevivir con un salario mínimo; el pueblo que ruega porque sus hijos siquiera terminen la escuela; el pueblo que espera que a sus hijos “el estudio los saque adelante” para no tener que “donarlos” a los buitres de la guerra, para que a cambio de la vida y los sueños de sus hijos los llamen en un insulto eufemístico: “héroes”.

Este pueblo que ruega por un cupo o una beca ¡por amor a un Dios!, para que sus hijos puedan entrar a una universidad, o por lo menos al SENA.

Un pueblo que se construye en las manos del trabajador de la construcción, del “ruso” que levanta un ladrillo porque la vida no le mostró muy claramente cómo levantar un lápiz; un pueblo que se hunde en la tierra negra, en el lodo espeso, en la siembra ardua, en la pesca brava bajo el sol.

No hay pueblo que aguante


Un pueblo al que lo han acostumbrado a no tener nada más que ilusiones, un pueblo para quien la vida es un lujo, y la salud un obsequio al que solo algunos podrán acceder algún día de manera fortuita, un pueblo que pide a gritos que lo atiendan en una sala de emergencia, que pide que lo trate un buen médico y que la E.P.S. cubra el tratamiento y no tenga que rogar por el derecho a la salud, un pueblo al que lo engañan con regalos, al que le dicen que el “avance y el progreso” están en ese computador nuevo -que si no se lo roban, lo guardan para que nadie lo use-, un pueblo al que engañan con tabletas, Smartphone y conciertos; un pueblo que lo forman sólo para que sean empleados funcionales, un pueblo para quien la educación de calidad es un espejismo en la distancia de la vida, un pueblo que mantiene la ilusión de que educarse represente algún día la “concreta” posibilidad de mejorar la vida, sin tener que mendigar un pan, o pauperizar sus servicios profesionales a través de “contratos” de prestación de servicios, o cooperativas que se roban parte del dinero de los trabajadores sólo porque “son intermediarios” y “nos” ayudaron a conseguir un trabajo para que no nos muriéramos de hambre.

Un pueblo que espera que un día le paguen lo justo por hacer lo que hace -y hacerlo bien, como siempre-, o ¿Por qué un reciclador, o un recolector de basura debe ganarse un sueldo con el que a duras penas puede vivir? ¿Acaso no tiene las competencias requeridas para hacer el trabajo que hace? ¿Qué debe hacer para que le paguen un sueldo que le permita proyectar una mejora en su calidad de vida? ¿Necesita ser bilingüe? ¿Tener un master? ¿Cuántos años de experiencia? ¿Qué se necesita para que la pobreza y la miseria no se reproduzcan más con la venia de todos?

Este pueblo está cansado de la gente que tranza con las necesidades ajenas como hacen los “pequeños políticos” que te ofrecen en un vulgar negocio, cambiar tu voto ciudadano por algún obsequio, un cargo o un dinero en efectivo. ¿Cuánto vale la democracia en Colombia? Por lo general solo $50.000 pesos o menos.

Este pueblo hace siglos camina descalzo los caminos de herradura, las carreteras destapadas, los pastos verdes, los bosques con su follaje y sus hojas secas en el piso, a este pueblo hace mucho que le sangran los pies de tanto caminar.

Indiferencia y política

Y hoy hay quien dice en Colombia: “Protesten, pero por favor, no obstruyan las vías”; “Protesten pero, por favor, de forma pacífica, no dañen nada”…

¿Qué es acaso lo que significan estas palabras?

¿Que protesten sin afectar a nadie? ¿Qué griten en silencio? Sí, sería interesante ver algún día marchar a millones de personas por las calles de Bogotá y llenar sus vías para que el mundo se pregunte ¿Qué pasa en Colombia? ¿Qué le sucedió al pueblo colombiano? Pero lo cierto es que ese día aún no ha llegado, lo cierto es que hoy el pueblo grita y llora porque de un momento a otro, hemos empezado a mendigar la vida y el trabajo, porque de un momento a otro nos hemos visto ultrajados con condiciones sociales humillantes, o ¿cómo llamaríamos a la injusticia legalizada de que “representantes” del pueblo se enriquezcan en sus cargos y curules, legislando en beneficio de ellos, o de otros pero no del pueblo que pide leyes que protejan la vida, el trabajo y la dignidad?

¿Qué es eso “tan importante” que hacen los políticos que se merecen salarios exorbitantes cuyas cifras mensuales parecen el premio de alguna lotería, y que ofenden profundamente a los trabajadores que cuentan las horas para poder recibir algo de dinero fruto de su sudor y su trabajo?

¿Qué sucede con la gente de Colombia que nos hemos acostumbrado al robo, a la estafa, al delito… a la corrupción? ¿Qué sucede con aquellos Colombianos que esperan que pronto se acaben las protestas y el “Paro” para poder salir otra vez a pasear? ¿Qué sucede con la solidaridad? ¿Qué sucede en Colombia que sólo vemos al otro cuando nos afecta, y esperamos que la policía resuelva todo lo más rápido posible, sin conocer qué pasa, ni por qué se protesta? ¿Qué sucede en Colombia que nos resulta tan ofensiva la protesta que otro colombiano hace por sus derechos y su vida? ¿Por qué tantos prefieren dictar las normas sobre qué deberían hacer y cómo deberían protestar en lugar de comprender por qué están protestando? ¿Por qué se asume tan fácil y cómodamente la postura de despreciar TODAS las acciones populares por cuenta de hechos violentos que aunque reprochables y castigables, no reducen, ni eliminan las causas y los problemas que gestaron las protestas?

¿De dónde nos viene la idea de que “tener la vías libres” es un derecho equiparable siquiera a la vida que se están jugando quienes protestan por el amparo del Estado para que sus familias y su medio de sustento no desaparezcan, y no desaparezcan ellos también? ¿Por qué quieren acallar las protestas y “el paro” para hablar o negociar, si antes de quien hubiera paro el Estado en cabeza del gobierno no veía ningún problema y creía que todo estaba perfecto? ¿Qué es lo que tanto molesta? ¿Por qué ahora quien protesta es culpable de la “Crisis Nacional” y se les pide que “no protesten más” porque acabarán con el país? ¿En qué momento la retórica cambió los papeles para que la dignidad y el dolor lo cambiáramos por el orden y la “paz del bolillo” y la acostumbrada persecución, bajo la mascarada del “exceso de fuerza”? Frente a quienes se preguntan hoy ¿porqué las protestas de unos afectan a otros? Hay que responder que la intensión de toda protesta es vincular por fuerza de la misma, y por vía de la afectación a quienes viven una realidad distinta en el mismo territorio, “parar el país”, detener su marcha para que todos nos demos cuenta de lo que está pasando, y dejemos de hacernos los de la “vista gorda” ante las necesidades ajenas.

Las consecuencias

Este paro es la evidencia no planeada de la inconformidad social que existe en Colombia ante la humillante desigualdad que nos caracteriza como país, en donde la miseria se ha convertido en un problema estético más que social, en donde la dignidad, la honradez y la decencia se mide por la marca de ropa que llevas encima, y en donde la educación no se sabe para qué sirve en realidad.

Este es sólo un paro, uno de muchos, el más reciente de muchos, pero es una nueva oportunidad para buscar en la solidaridad de quienes tienen los mismos problemas alguna salida; ésta es la oportunidad para que alguien vea por un instante la penosa condición del pueblo Colombiano, que alguien más allá de nuestras pasiones partidistas, fraccionarias y políticas que juzgan todo desde sus colores y premisas, reconozca que este país late y lucha por debajo de los titulares y por debajo del precio del dólar cada día.

Esta es una nueva evidencia de que Colombia, por más que un siglo entero de luchas la hayan desangrado, aún quiere vivir dignamente, sin inequidad, sin injusticias, sin tener que apostar la vida todos los días por un mendrugo de pan. La única consecuencia posible ante la insolidaridad y la indiferencia será la condena de este país a reproducir las condiciones de miseria que han perpetuado en Colombia indignas condiciones de vida, que nos llevan inevitablemente a la muerte. Colombia quiere vivir.




20/8/13

VIAJAMOS DESNUDOS



Por: Luis Oswaldo Bernal Correa



Es bueno no andar con cadáveres
aunque te besen y te cobijen haciéndote el amor.
Sólo vale la pena caminar desnudos,
abierta la piel,
y con el corazón agitado
porque se vive sólo una vez.

En este juego se apuesta,
y a veces se pierden hasta los huesos.

Y sin embargo,
las fieras hormigas que rondan por tu cabeza no estarían allí
si no supieran que en ti hay algo.

Así que con el alma tranquila por haberlo dado todo,
decides darte un baño,
reordenar las cosas,
barrer la casa
y con la basura botar la piel vieja,
el dolor que los cobardes causan,
el deber de las penas ajenas,
y el miedo de los fracasos antiguos.

Así un día terminamos de despojarnos de la piel gastada
y nos vestimos con notas frescas de agua, de sudor y de alegrías
porque nuestras vidas no se detienen en los pasos ajenos,
ni en los pensamientos paralizantes de quienes un día amamos…

La niebla se despeja en una mañana fría,
muy temprano nos bañamos
y tomamos el equipaje para continuar nuestro viaje,
desnudos y sin angustia
porque después de la desilusión y la pesadilla
recuperamos la fuerza y ratificamos
que la libertad es irreductible como los pasos que damos,
siempre hacia adelante, diciendo adiós al pasado.


Referencia imagen tomada de: 

Skin 4. (2002)Obra de Max Sauco http://www.sauco.ru/?razdel=gallery&cur_y=2002
Birthday is a sad day (2010) http://www.sauco.ru/?razdel=image&cur_y=2010&item=0

18/2/13

SOY DE UN PUEBLO: LAS COSAS Y SU VALOR


Por: Luis Oswaldo Bernal
Arbelaence, Filósofo y Ensayista.



  1. La vida con aroma a mañana verde.

A veces el humo de la ciudad, de los autos y el smog[1] que respiramos ansiosamente creyendo que es el oxígeno liberador de la vida, nos envuelven en carreras que no sabemos cuándo iniciamos y no sabemos a dónde nos conducen. Ensimismados en las vertiginosas rutinas del consumo y del desplazamiento tedioso de un lugar a otro, podemos llegar a creer que este es el único estilo de vida, el más deseable y el más común. Sin duda hay un alto precio que pagar por vivir en la ciudad.

Pero justo en ese momento hay que recordar las muchas posibilidades que existen de vivir la vida, posibilidades simultaneas al costoso caos citadino, entre las que identifico a una de las más hermosas: la de vivir en un pueblo.

Yo soy de un pueblo, crecí en un lugar cuyo edificio más grande seguía siendo el templo de la Iglesia[2], cuya plaza principal estaba compuesta por piedras grandes de río; la zona urbana se recorría en sus límites en no más de cuatro horas, un lugar en el que el aire es puro, y en la mañana da gusto levantarse porque los pájaros nos invitan a vivir con sus cantos, ese pueblo tiene una vida con aroma a verde, ese pueblo se llama Arbeláez (Departamento de Cundinamarca/Colombia).

Monumento Al Campesino Parque de los 100 años

Este pueblo como muchos otros es la unidad básica de una propuesta vital y social diferente a la de las grandes urbes, pues en el pueblo el campo prima y está al alcance de las manos, el campo y sus animales transitan las calles, las carreteras y los caminos reales (caminos de herradura); quien nace en un pueblo tiene la posibilidad de conocer la vida, el trabajo y el descanso en sus mejores expresiones.


Quien nace en un pueblo no va en excursión a ver qué es un caballo o una vaca, quien nace en un pueblo conoce estas y tantas realidades de la vida de primera mano. Quien nace en un pueblo juega con fuego y no hace un curso de una semana para encender una fogata. Quien nace en un pueblo sabe que un machete no es un arma blanca sino un instrumento de trabajo -quizás del trabajo más digno que conozco, el de ser Campesino como mis abuelos-.

Quien nace en un pueblo tiene una historia, no es un anónimo, hace parte de una familia y sus rasgos lo delatan, los mayores lo reconocen a uno desde pequeño cuando pasa por cualquier lugar; en un pueblo se sabe quién es quién, se sabe de la historia de la familia, de sus oficios, de sus obras, de sus logros, de su vida, incluso los ladrones se conocen a lo lejos, se sabe dónde viven y a quien roban (ojalá no hubiera ladrones, pero los hay).



Perspectiva General del Parque de los 100 años
En un pueblo muchas cosas se viven con la tranquilidad de quien da valor a la vida por encima del dinero y del consumo insaciable de los centros comerciales; en un pueblo muchas cosas valen por sí mismas, pero hay otras cosas que al parecer no valen por sí mismas, o  hay quienes no las dejan valer.


Este ensayo trata de las cosas que desaparecen, que dejan un vacío, y de aquellos que aún no se han dado cuenta de lo que sucede. 


Perspectiva del parque de los Novios


  2.   Adiós a la plaza mágica.

FOTOGRAFÍA GANADORA CONCURSO KODAK "DOMINGO TIPICO DE ARBELÁEZ"-AUTOR: HERNANDO TRIANA
Recuerdo mi niñez entre los toldos que mágicamente aparecían los fines de semana en la plaza principal de mi pueblo. Telares blancos que protegían a las gentes y al mercado del sol que todo lo madura deprisa. Era la plaza de mercado que como realidad itinerante emergía de lo más profundo de las tradiciones de sus gentes, yo era pequeño y recuerdo acompañar a mi tía Carmen y a mi madre Gloria, a hacer mercado caminando sobre las piedras que parecían diseñadas para que los niños jugaran; eran caminos invisibles, rutas secretas asequibles solo para quienes no habían perdido la imaginación; y sobre ellas, los toldos de tela gruesa de blanco amarillento curtido por el sol, el plástico en el suelo, los guacales unos sobre otros, los cajones con verduras, con papa, con comida del campo. Yo, de la mano de mi tía y mi mamá ayudaba cargando el canasto vacío, ese canasto de mimbre que con la abundancia del mercado se tatuaba a fuerza de su peso en el brazo de quien lo cargaba; yo lo entregaba a una de ellas al cabo de un par de kilos.



Autor Desconocido Ver Referencias

Allí, en el centro de mi pueblo estaba la plaza de mercado, la mágica plaza que traía la vida los fines de semana, y que otrora traía en un encerrado de madera los espectáculos feriales cuando no había plaza de ferias. Esta misma plaza albergaba a un sinnúmero de palomas que descendían de las torres de la Iglesia para alimentarse de la tierra que entre piedra y piedra generaba su alimento. La misma plaza y las calles aledañas, siempre que llegaba Diciembre o Agosto con sus festejos, servían de pista para los bailarines que al son de la música disfrutaban de encontrarse con amigos entre copas, músicas y baile. Esta plaza fue centro del pueblo al mejor estilo de la arquitectura española, con las demás estructuras referidas a sus lados: la Iglesia, la Alcaldía, la Panadería, los Almacenes y las Tiendas. 

Esta plaza fue eliminada por el “progreso”.


Con dolor asistí un día que regresaba a mi pueblo al penoso acontecimiento: la destrucción de la plaza del pueblo, la plaza de mi pueblo. La justificación de tan atroz acto de incultura fue la misma que se repite en donde la cultura se aplasta por la fuerza de la modernización: “la idea de progreso”. 

De la mano de la creencia de que la cultura y el avance de una comunidad se definen por las “renovaciones” estructurales como la extirpación de la plaza central del seno de un pueblo, se ratifica que lo ocurrido fue un grandioso acto de subvaloración y de menosprecio porque la plaza no es un lugar, es un Símbolo[3].


Esta decisión tan importante que no fue puesta a debate público, ni abierto por considerarla parte de la autonomía estatal del alcalde de turno y del concejo municipal, quienes no vieron más que un cambio en la infraestructura del municipio, evidenciaron su estrechez de miras al no comprender la realidad cultural de un pueblo. 

Muchos justificaron este acto en la necesidad de mejorar la estética del municipio, en la urgencia de modernización y en la tan absurda y espectacular razón de crear un escenario público para los eventos festivos del municipio, a saber: las fiestas que al parecer de algunos necesitaban una pista de baile más grande, con una fuente ultra moderna acompañada de luces y de chorros de agua. Pues lo quisiera el pueblo o no, el cambio se hizo, el atentado se cometió, y la vida sigue. (Los chorros cuando se usan sólo desperdician agua).
Antigua Plaza Arbeláez en la actualidad.
Hoy la Plaza Luis Alberto García Araoz, se ha convertido en un parque cualquiera de esos que uno ve en municipios que no dejan grata recordación en la memoria porque se copian unos a otros en su afán por ser únicos, son como los adolescentes que en busca de su identidad y originalidad deciden vestirse igual.


     3.    Un parque más, y tres parques menos.

En cosa de pocos años se convirtió la plaza en parque, como si no fueran suficientes los tres hermosos parques que para ese entonces existían: Parque “De los Novios”; Parque “De los 100 años”, y el Parque “Gómez Otero”.  ¿Pero qué sentido tiene un parque más, cuando poco a poco desaparecen los otros tres que fueron las delicias de los domingos en otro tiempo? Esta respuesta aún no se conoce.

Hermosos y necesitados de intervención sobreviven estos tres parques que para su permanencia y mejoramiento gritan por un auxilio estético y ambiental; sin embargo, se creó un parque más, se perdió una plaza y se ganó una galería. De modo que técnicamente Arbeláez es un pueblo sin ninguna plaza porque solo se tenían dos plazas: La Plaza de Mercado y La Plaza de Ferias, hoy en su lugar está la Galería para el mercado y Coliseo de Ferias y Fiestas.


(Veamos algunas imágenes para saber de lo que hablamos)

Antes el parque tenía un Jardín Frondoso, ahora solo hay esto.
Huecos  y aridez en la tierra del parque Gómez Otero
Con el antiguo jardín se protegía el césped , ahora es solo un polvoriento camino
Quizás a los pueblos les suceda lo que a los humanos y con el paso del tiempo envejecen y tienden a saberse distintos, a saberse pasado y no presente. Pero en defensa de esta idea hay que decir que los pueblos pueden trascender en el tiempo si los dejan SER PUEBLOS. Arbeláez es un pueblo con vocación agropecuaria y campesina, esa es su sangre, su latir, esa es la vida que transita por sus caminos, veredas, por las gotas de sudor que descienden por la frente de sus campesinos, es la vida que hierve en las ollas en las que se cocina el sancocho para los trabajadores.


Estado de la vía que lleva al parque de los Novios: llena de pasto



Rejas averiadas Parque de los Novios

Estado calle cerca al parque de los Novios
Reja faltante y muro faltante en el parque de los Novios
Rejas dañadas Parque de los Novios
Muro que sostiene el parque de los Novios y rejas faltantes

Antiguo Telecom en total abandono.
La vocación de un pueblo exige el cuidado de sus ambientes, de sus árboles, de sus calles y de sus piedras, y en este caso de sus parques que son la posibilidad de acceder a jardines de hermosura pública que antes eran el eje de los paseos y las fotografías, de los helados y de los ratos de descanso, lugares para la niñez, la inocencia, el amor y la ilusión. ¿Quién no tiene una fotografía en el parque?


Muro faltante Parque de los 100 años
Estado actual de lo que era un jardín  que bordeaba los caminos del parque
Muro caido parque de los 100 años
Calle en pésimo estado cerca al parque de los Novios
Pues bien, estos parques persisten contra todo el abandono que se les da, incluso sobreviven a pesar de la penosas intervenciones que prefieren reducir la frondosa vegetación de un parque magnifico -como era el Parque Gómez Otero- a la minimalista versión de "parque con césped" que como se verá en las imágenes que acompañan este ensayo, evidencian un error magnificado por el polvo de la aridez.

     4.    Pisar lo que no se conoce es sepultar la tradición

Para finalizar solo hay que evidenciar que después de mucho tiempo, y con la falsa idea de propiedad y preservación que sobreviene a un pueblo como el mío, se bendijo la opción de reutilizar las piedras de la plaza para tapizar el recebo del cementerio, y allí están para la gloria del olvido, y la vergüenza de la traición a la que asistimos silentes y desinteresados.

El nuevo uso de las piedras de la antigua plaza de mercado de arbeláez
El nuevo uso de las piedras de la antigua plaza de mercado de Arbeláez
Mi pueblo, así como esconde una belleza y una tranquilidad inusitada también evidencia el más genuino y desastroso modo de actuar. Ojalá algún día se reconozca por lo menos la falta cometida, y no se siga minimizando todo este daño a un hecho "pro-desarrollo"; ojalá algún día la incultura no decida sobre nuestro pueblo; ojalá algún día podamos contar con la historia más allá de los lamentables párrafos que se nos han heredado para llenar el vacío de una página de la historia de Arbeláez que nunca llenará nuestra identidad. Ojalá algún día las cosas vuelvan a recuperar su valor porque en muchos casos el progreso está en las tradiciones y no en las reformas. Ojalá algún día por pura y arbitraria voluntad se reabra el teatro San Luis, se recuperen los parques, y se dejen de abandonar los cientos de detalles que hacen de un pueblo, UN PUEBLO.



Puertas de acceso Teatro San Luis en Arbeláez

Puerta del Teatro usado como basurero
Teatro San Luis Arbeláez




[1] Niebla Tóxica.
[2] Iglesia Católica porque en este contexto las demás eran “sectas”; en pocos años la noción cambió.
Imagen Plaza Arbeláez: Tomado de: http://arbelaez-cundinamarca.gov.co/apc-aa-files/32626135316230353732613763386639/plaza2.JPG
[3] Para quien desee amplia su conocimiento sobre el papel del símbolo en la naturaleza humana y en el desarrollo social y cultural, les recomiendo el capítulo 5, del libro antropología filosófica de Ernst Cassirer. Descargar el libro aqui



























1/2/13

LA GENERACION NET: GENEALOGIA DE UN ERROR



Por: Luis Oswaldo Bernal Correa
Ensayista y Asesor Pedagógico para TIC

Antes de iniciar...

La más poderosa de las armas de la ignorancia, la difusión de material impreso.
Tolstoi

¿Y qué diremos ahora que todos pueden publicar sin necesidad de imprimir?
El Griego



Indicios Genealógicos de cómo se creó la Generación Net



A modo de introducción: Una anécdota

Hace unas noches hablaba con un amigo, quien con cierta admiración me señalaba que internet tenía un ambiente juvenil ¡muy juvenil! Y se alegraba de poder entender las cosas que allí suceden; no obstante, decía que el internet y su ambiente (entorno) lo hacían sentir como un viejo jugador de futbol en un partido con jugadores más jóvenes y más hábiles. En ese momento el dialogo giró en torno al porqué de tan particular aspecto, y he aquí los rastros de nuestra conversación.

1. Primer Indicio: Buscando clientes: De la Web 1.0 a la Web 2.0

Esto comenzó cuando la web 2.0 apareció para convertirnos en sus usuarios. ¿A caso fue un acto de genuina filantropía de las multinacionales? No, nunca. La razón por la que las empresas que tenían el dinero suficiente para “estar” en internet decidieron abrirse al mundo fue la brillante idea de hacer de internet el nuevo mercado, el mundo donde la oferta y la demanda rigieran sin restricción -valga decir que si esto no se hubiera hecho internet como la conocemos NO existiría-.

Grandes empresas empezaron a ofrecer servicios gratuitos de comunicación a personas que rápidamente se convirtieron en usuarios. La ingenuidad, siempre presente, evitó que nos percatáramos de la dirección que estas acciones iban tomando. El primer indicio de todo lo que se venía fue la Publicidad.

-¿Y cuál es el problema con ella?
- Ninguno, excepto que esto se nos ha olvidado rápida y peligrosamente.
Y ahora somos ignorantes por voluntad y olvido...ahora se vuelve más difícil comprender lo que pasa...

Tan natural se hizo este negocio para nosotros que la publicidad hace parte del paisaje. Está en toda aplicación o servicio que se ofrezca en la web de manera gratuita. Y acaso no es este el gran "valor" del momento: la GRATUIDAD.(Ilusión de que nada cuesta, de que no hay precio que se pague... todo al alcance de todos...) Hagamos memoria de nuestros mail, de nuestras redes sociales, de las páginas de hosting gratuito… Todo gratuito, y por ende, lleno de publicidad.

¿Y qué diremos de nuestros blogs...? Pues aunque la publicidad no está forzosamente puesta allí -por default (defecto)-  sí se ofrece como una fuente de ingresos segura, rentable... La publicidad es el precio de la gratuidad en internet, y la gratuidad es lo que mueve la red.

Este es el primer elemento que no podemos olvidar: Origen de la Web 2.0 y sus características esenciales Publicidad-Gratuidad.

2. Segundo Indicio: Deus ex Machina

Pensemos que Internet es una mansión construida por excelentes arquitectos (ingenieros) y cuyos dueños (empresas) la habían decorado para ellos mismos, a su gusto y a su medida (Web 1.0). Pero un buen día se percataron que quizás esta casa generaría más ganancias de las  imaginadas si se alquilaba, y abrieron sus puertas al público convirtiendo esta mansión en un Gran Hotel (Web 2.0). Casi naturalmente la gente empezó a habitar los espacios del hotel, libres de presiones, por el tiempo que deseaban... y todo mágicamente era gratuito. Este fue el paso de la Web 1.0 a la Web 2.0.

Los mejores clientes son los fabricados

Estos usuarios, porque en esencia no hacían otra cosa que "usar" servicios que las empresas ofrecían... a la larga no resaltaron ser tan buenos clientes como se esperaba dado que su presencia en la red -exceptuando a los Ingenieros y ciberadictos- no era permanente pues si bien la red satisfacía algunas necesidades de los usuarios el mundo aún no sentía como una necesidad vincularse al Ciberespacio. Por eso en lugar de forzar un mercado, crearon otro. Por eso en lugar de buscar, convencer y ganarse a los usuarios (esporádicos) para que fueran clientes (permanentes) decidieron crear a nuevos clientes desde cero (0). Aunque bueno es saber que esto no fue sistemáticamente ejecutado: se dieron condiciones, y fueron aprovechadas, a saber:

1. Familias Fragmentadas (Ausencia parcial o total de figuras paternas-maternas)

2.Sistema Laboral Inhumano (Trabajo inmaterial y jornadas laborales que aniquilan el tiempo libre y la vida privada de los empleados)

3.Producción e Innovación en la fabricación de tecnología: Tecnología Móvil (nanotecnología), Tecnología de poca duración (materiales) y fácil acceso económico.

4Sistema Educativo Colapsado.(Un sistema educativo que no puede atender las necesidades los estudiantes, falta de inversión, falta de formación).

El resultado de la combinación de estos factores: Niños solitarios, mal formados y con acceso a tecnología de punta. (Estos 4 factores serán objeto de análisis en próximos artículos).

Estas condiciones favorecieron que los niños accedieran de manera permanente a internet, convirtiéndose en pocos años en los clientes numero "Uno" del mencionado Hotel. Y mientras tanto, padres ingenuos dejaban que sus hijos pasaran horas y horas ante la pantalla del computador, creándose la ilusión de que en casa estarían más seguros que en la calle.  La ilusión de que una pantalla es menos peligrosa que el mundo: Deus ex machine. Pero evidentemente, no es así: Ahora los niños y jóvenes se han instalado de manera permanente en Internet, ya no son visitante, ya son dueños, propietarios por uso: son nativos digitales. Nacieron en un mundo físico pero su vida la han hecho virtualmente.

Esta generación pasa tanto tiempo en la virtualidad que cuando se ve obligado a interactuar en el mundo físico No sabe qué hacer.

3. Tercer Indicio: De nativos, extranjeros e inmigrantes

Este hotel se convirtió en un mundo para ellos, un mundo virtual del que no hacemos parte los adultos, y a partir del cual nos definieron o como extranjeros o como inmigrantes

Nuestro mundo es el físico porque éste definió nuestra existencia, por esta razón no sabemos de sus prácticas, y sus códigos aparecen como extraños. Sabemos de cosas diferentes, y ellos sabe de cosas distintas.

Ellos son nativos digitales porque la tecnología y la virtualidad los acompañan desde su nacimiento, y no tuvieron que cambiar de mundo, pues siempre han estado inmersos en contextos tecnológicos. Por otra parte, los inmigrantes son (somos) estos extraños personajes que intentan conocer un mundo que no les pertenece: el mundo digital; y tan extraños son que se comportan de manera diferente a los nativos: palabras y formas los delatan. Por otra parte, los extranjeros son aquellos que si llegasen a conocer el mundo virtual será por pura y llana casualidad, la mayoría de las veces través un inmigrante porque nunca les ha interesado conocer el mundo de la generación net.

Ex nihilo, nihil fit.

Se necesita un colapso total de un mundo para que otro aparezca y lo reemplace. Se necesita la "nada" para que se engendre algo de un tipo tan especial como una generación sin padres, la generación net.

El mundo de los extranjeros

Los extranjeros son los extraños, los totalmente ajenos, quienes quizás nunca se enteren de la existencia de este artículos y quienes están en vía de extinción. Ellos tienen un mundo que nosotros como inmigrantes conocemos pero quizás no en toda su extensión y profundad. En este mundo la vida y el lenguaje giran a un ritmo diferente, existen cosas y situaciones valiosas, así como interese y logros muy particulares. Este mundo llegó a su fin con nuestros abuelos, y en el mejor de los casos con algunos de nuestros padres. El mundo de la Vida tal como lo conocíamos sucumbió. Dando paso  al mundo virtual.

El mundo de los inmigrantes

Este es nuestro mundo, un mundo hecho de retazos y retrasos, un mundo fragmentado entre lo que queremos y lo que nos toca, un mundo azaroso que mantenemos y que muy pocos amamos porque fuimos formados para amar un mundo más lento, más tranquilo, un mundo "humano" en el sentido tradicional de la palabra. Pero una mano invisible nos ha hundido la cabeza en el mar de lo virtual -y lo más notable- hemos aprendido a respirar bajo el agua sin ser peces.

Hemos entrado en el mundo virtual y no sabemos qué hacer ni por donde empezar, somos distintos transeúntes,compartimos "un espacio", pero no el mundo y sus significados. Venimos en busca de nuestros hijos, ahora los extrañamos, ahora nos hacen falta.

En mundo de la Generación Net
Nosotros creamos no sólo el hotel, sino que empujamos a nuestros hijos a habitarlo, con la condición de que pudiéramos estar tranquilos, sin preocuparnos por ellos. Y ahora que venimos a recogerlos para llevarlos a casa, nos damos cuenta que ya no son los mismos, son otros.

Llegamos a este punto gracias al desarrollo de una sociedad capitalista -sí, capitalista y salvaje- en la que el tiempo libre, la salud, la alegría y el cuidado de sí mismo y los otros, resultan ser intolerables. De manera que, con la excusa de valorar nuestro trabajo y fomentando nuestro compromiso empresarial hemos sido atados al Tiempo, el que antes era nuestro y que por una paga -cada vez menor- le endosamos al sistema económico más boyante de la historia.

Sin darnos cuenta, ya no teníamos tiempo ni para nosotros mismos, antes de que saliera el sol estábamos fuera de casa, y con la noche en nuestros ojos regresábamos corriendo. Empezamos a pagar niñeras, empezamos a restringir el mundo de nuestros hijos con el objetivo de brindarles seguridad, poco a poco empezamos a reemplazar la niñera por el cerrojo en la puerta y el televisor encendido; poco a poco, cambiamos el televisor por el computador, por Internet, por sistemas más complejos de entretenimiento que se encargaran de nuestros hijos sin hacerles daño físico (evidente) aunque los atrofiara mentalmente. Diseñamos su ambiente, y sin darnos cuenta ellos se apoderaron de él y lo hicieron su mundo.

Esta generación es la generación de los solitarios, de los navegantes etéreos, de los hijos sin padres. Esta generación es fruto de nuestras ingenuas y torpes acciones que los condujeron a lo que hoy llamamos Virtualidad.

Hoy me resulta gracioso ver tantos padres preocupados que no entiende qué pasa con sus hijos, que no entienden porqué no los respetan, porque antes que salir a jugar, leer, o ver tv, prefieren literalmente conectarse a internet. Me sorprende que el resultado no se previera si era tan fácil adivinar lo que saldría de Padres sin tiempo, hijos curiosos y una red ávida de clientes.

4. Cuarto Indicio: Idiotas gratis.com

Antes para que compraras una cosa que no necesitabas, el vendedor debía pasar varios minutos convenciéndote de la importancia del producto, y al final, generalmente sucumbías. Hoy basta hacer un clic en cualquier lado para que estés viendo, leyendo y oyendo una avalancha de ofertas comerciales de las cuales las compañías de publicidad se lucran con cada clic.

De manera que, estas compañías solo necesitaban atrapar a los nativos digitales, y lo hicieron. Por esta razón es que los jóvenes solitarios y curiosos se ven seducidos por un sinnúmero de trampas diseñadas para su "¿ágiles mentes?", y la prueba la encontramos en paginas de música y videos saturadas de links aledaños enteramente diseñados para a traer su atención, o en una ventana emergente (imitación de msn) en la que aparece un niña diciendo que está interesada en conocerte, o en el mensaje de alarma en el que te avisan que eres el visitante 1.000.000, lo que te hace acreedor a un premio, o tips de cómo adelgazar, o cómo tonificar tus músculos en 4 semanas, son sólo una pequeñísima muestra del ambiente que ha sido diseñado especialmente para esta generación que goza con el rápido tránsito de un lugar a otro, sin ver, pensar o sentir más que lo que se pueda en unos pocos segundos.

Victimas de nuestro propio invento

Esta es la genealogía del mundo virtual que habitan nuestros hijos, un ambiente que no está hecho para nosotros, un ambiente que nos hace sentir tan extraños… como venidos de otro mundo, un ambiente en el que somos inmigrantes -prontos a desaparecer- y no nativos. En este ambiente los niños y los jóvenes buscan un lugar, un sentido, alguna dirección pues los adultos y la sociedad en general no les han dado lo que pedían y necesitaban.

Nuestros hijos buscan afanosamente el sentido de sí mismos o el sentido de cualquier cosa en internet a través de redes sociales, de entretenimiento puro y simple, de metaversos que posibilitan la falsificación, proyección y el escape en una second life en la que todo es posible, y que paradójicamente todo es real. No es gratis, entonces, que los 10 website más visitados estén ocupados por motores de búsqueda, redes sociales, servicios de correo y páginas de información light (http://www.rankeen.com/Rankings/rank_sitios_visitados.php). Este es su mundo.

5. Hacia una síntesis genealógica

Ante este oscuro panorama, surgen sitios que ofrecen alternativas constructivas (páginas y portales educativos) para esta generación, sin embargo, la lucha es dura porque la internet ha logrado entender a los jóvenes y capturarlos en mundos vacios pero divertidos, insinuantes, sexuales, violentos y entretenidos que les facilitan ser  lo que quieran sin ningún esfuerzo.

Los cirujanos y el chip

Que ellos traen el "chip incorporado", es evidente; pero nosotros les cerramos el mundo y les abrimos la mente para implantarles el chip de la virtualidad. Somos los cirujanos que implantamos el chip que controla a una generación que casi no entendemos, una generación cuya identidad no se forja en la independencia y la confrontación con la generación precedente,  esta es una generación que nos ha dejado atrás en el mundo físico porque ellos han decidido habitar el mundo virtual.

La ignorancia puede ser curada, pero la estupidez es eterna.
Mart Artso


Referencias


Antonio Bartolomé y Martín Aiello. Nuevas tecnologías y necesidades formativas. Blended Learning y nuevos perfiles en comunicación audiovisual. En: http://www.campusred.net/telos/articulocuaderno.asp?idArticulo=2&rev=67 Recuperado el 23 de Febrero de 2009.

Un modelo para integrar. Las tic al currículo Escolar http://www.eduteka.org/modulos.php?catx=8&idSubX=243&ida=880&art=1 Recuperado el 23 de Febrero de 2009
TIC y Educación. http://www.pangea.org/jei/edu/tic-edu.htm Recuperado el 23 de Febrero de 2009
Biografía de Nicholas Negroponte. http://www.maccare.com.ar/biografia_negroponte.htm Recuperado el 23 de Febrero de 2009