10/7/12

EN EL MUNDO NO PASA NADA


EN EL MUNDO NO PASA NADA


Por: Luis Oswaldo Bernal Correa

Sin pensarlo regresas un día a tu casa, y de camino evalúas cómo van las cosas… y al final descubres con cierta tristeza cotidiana que en el mundo al parecer no pasa nada.

¿Cómo es eso? Pues es más o menos así…

Cada día te esfuerzas por trabajar de la mejor forma posible, asumiendo los retos siempre emergentes que te hacen un mejor profesional, cosas propias de quienes caminamos sendas inmateriales de las dinámicas laborales en el albor de siglo XXI, sin embargo, cada día me encuentro con…

·         Profesionales que estudian maestrías y doctorados y que pagan a lectores y estudiosos profesionales y licenciados para que hagan sus trabajos de grado… y así, los primeros lleguen a altos cargos, y los demás  puedan juntar el dinero suficiente para poder estudiar sus maestrías y doctorados tras 5 o 10 años de retraso.

·         Profesionales cuyo compromiso humano y laboral llega justo hasta donde el dinero alcance.

·         Profesionales que están prestos a retomar el trabajo que otros han hecho para hacerlo propio, para ganar los premios y retribuir con palabras y sonrisas lo que otros han hecho con profesionalismo, esfuerzo y dedicación. Dinámicas propias de la subalternancia pues al parecer esto es común en una penosa “subespecie” vergonzosa que le dice a todos que pueden atribuirse lo que no hacen simplemente por el hecho de estar en un cargo, por ejemplo, “superior”, o por el hecho de pagar por un producto. ¿Les parece conocido?

·         Profesionales mediocres que hacen las cosas justo por la penosa idea de cumplir por cumplir.

·         Mediocres con discursos y contactos, con cenas y apariencias, mediocres que desvirtúan el trabajo cotidiano, ético y de alta calidad de un gran número de personas con las que me encuentro diariamente en las calles, en las ventanas de las busetas, en la ventas de los andenes, en las historias de los buses...

En fin, todo esto solo para compartir una realidad que me harta… poniendo a prueba mi capacidad de resistir al mundo, un mundo en el que no pasa nada porque nadie quiere asumir responsabilidades, ni pagar el precio de hacer las cosas bien, un mundo de escapistas, un mundo de astutos negligentes, un mundo donde ser imbécil es una condición de éxito, y los trabajadores honrados son castigados como si fuera algo digno de burla y humillación.

Un mundo en el que ver un noticiero colombiano significa aprender de mil formas y a través de mil historias, que más allá de los mediocres que agreden el buen trabajo de miles de personas todos los días, existen otros… delincuentes que burlan la justicia, roban, asaltan y agreden y por ello reciben condenas irrisorias, o no reciben ninguna acción legal, atracadores que salen libres solo porque los videos en los que se evidencian sus acciones no sirven para nada, en este país los asesinos y masacradores, violadores, los enfermos aberrados son dejados en libertad, son premiados, son elegidos como políticos, alcaldes, senadores… presidentes. En este país si la gente quiere salir adelante debe ser corrupta, vestir elegante y hablar basura que a todos les agrada oír… halagos y engaños.

En fin, este es sólo un vistazo a un mundo en el que no pasa NADA…