13/4/11

La guerra. Poesía para los que justifican asesinar.



La teopoética no es de mi agrado, sin embargo, un amigo me obsequio el Libro “Ausencias y Encuentros” de Jorge E. Salas Fuentes del cual les comparto un poema que llama por ser leído en tiempos de guerra.
LA GUERRA


A los hombres y mujeres
Niños, niñas y jóvenes
que rechazan la guerra
 y aman la paz.

Papá
Sabes
¿Qué quiero ser cuando grande?

No sé hijito…
A ver dime.

¡Quiero ir a la guerra!
¡Así como en la tele disparar
Y ser grande y poderoso!
¡Es divertido!

El padre lo mira
con tristeza y queda callado,
Dibujando
En sus ojos un mar gris.

El niño,
Que puede ver lo profundo del alma
de su padre.

Le pregunta:
¿Papá qué te pasa?

El papá no sabe qué responder,
Sólo deja escapar un aire de tristeza
Por su pequeño.
¡Es tan inocente!

¿Papá y cómo es la guerra?

Mijito,
La guerra
Es horrible,
En la guerra mueren los niños,
Mueren las madres y los padres,
Se matan hermanos,
se siembra odio
y se cosechan
llantos y muertes.
Nadie se respeta,
Y generalmente,
¡Todos odian!

El niño se asusta
Y deja caer un trozo de cielo infantil
Del universo de sus ojos.

¿Sabes papá?
¿Qué hijo mio?

Ya no quiero ir a la guerra
cuando grande.

¿No hijo mio?

No papá.

¿Y qué quieres ser?
El niño contesta:
No sé…papá…no sé…
Yo sólo quiero amar.
Reir.
Soñar.
Tenerte a ti y a mamá.
Siempre a mi lado.

El padre le abraza
Y el niño cobijado de amor,
Espanta la guerra y
Se queda
Dormido y soñando.

Referencias:
Poema tomado de: Salas, Jorge E. Ausencias y Encuentros.Bogotá: Editorial Kimpres, 2005. pg.86